La ortodoncia lingual consiste en la colocación de los brackets en la parte interna de los dientes.

Es el método de ortodoncia favorito para las personas adultas, que bien por complejos o bien por razones estéticas ligadas a su trabajo o vida social, dejan de lado el tratamiento de ortodoncia por no querer llevar aparatos visibles.